martes, 18 de junio de 2024

Doña Fermina. (Por Patricia F.)

 


Este jueves la propuesta de relatos la trae MOLÍ DEL CANYER, el tema elegido es: MUJERES, rostros de mujeres, de todas las imágenes esta es la que me atrajo.

Espero les guste mi historia, inspirada en esas ancianas de los pueblos del interior de mi país, donde sobra la pobreza y la vida dura.






Doña Fermina. (Por Patricia F.)

Allá anda doña Fermina, con sus años a cuestas, lentamente por el sendero que va desde su rancho al cerro donde pastan sus ovejas. Los perros la acompañan, es la hora del regreso al corral donde pasarán la noche, al resguardo de algún puma hambriento. 

Mientras el sol se pone en el horizonte y en su fogón se calienta el agua para unos mates amargos, doña Fermina, con sus huesudas y arrugadas manos va hilando la lana que el fin de semana venderá a los turistas al costado de la ruta y quizá algún quesillo casero, que ella misma prepara con la leche que dan sus ovejas. 

La pava, renegrida de tizne apoyada en las brasas, comienza a chillar, señal de que el agua está lista, mientras llena su mate de calabaza con una mezcla de yerba y yuyitos serranos que ella misma prepara, canta una vieja copla, que su madre hace años le enseñara. Corta un trocito de queso que, junto a una tortilla al rescoldo, serán su cena. 

Doña Fermina lleva el tiempo cansado, de la vida, de los años, ya ni sabe cuántos... 

Si las arrugas se contaran, quizá lo dirían, ellas, fieles testigos de su larga vida entre las sierras. Hubo un tiempo que tuvo un compañero, hace tantos años, que ya casi no recuerda, pero un día la parca se lo llevó dejándola sola en su rancho con sus animales y sus penas. Hijos nunca tuvo, no fue bendecida con ellos, así que un día la llorarán las estrellas, sus ovejas y sus perros. 

Los cerros extrañaran sus pasos y quizá un cóndor deje caer una flor de espinillo en su tumba.

A pesar de todo sonríe, mostrando su boca desdentada, cargando en su espalda encorvada por el peso del tiempo, un fardo de leña y cantado otra vieja copla. 

41 comentarios:

  1. Hola Patricia! Hermoso relato, fuimos con la misma imagen de inspiración este jueves y mucho de tu relato me ha hecho acordar a mi abuela, que en parte es parte de mi relato también! Bello! Besos por ahí!!!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola Mari, me alegra que hayamos elegido la misma imagen, ahora voy a leerte, los abuelos me inspiran mucha ternura, me alegra también que te traiga recuerdos de tu abuela, un abrazo grande.
      PATRICIA F.

      Borrar
  2. Cuantas mujeres importantes que construyen la familia, que son sociedad y trabajan sin que nadie las recuerde, es bonita tu historia es darle un espacio y pensar que les debemos por lo menos el reconocimiento por no haberse rendido. Un abrazo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Sin dudas Ester, totalmente anónimas en su mayoría, pero muy valiosas. Muchas gracias por tus palabras, te mando un abrazo grande.
      PATRICIA F.

      Borrar
  3. Me gusto es un homenaje a muchas Ferminas que hay en la vida, que son autoras de un gran esfuerzo por su familia. Estas mujeres que su cara es el surco de toda una vida y anónimas son el fruto de una sociedad. Un buen texto. Besos, feliz semana.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Campirela por tus palabras, sin dudas muchas mujeres son el pilar de sus familias y a veces de amigos y de la sociedad misma.
      Por aquí mañana arranca feriado así que tenemos un fin de semana largo.
      Un abrazo grande.
      PATRICIA F.

      Borrar
  4. Dura vida la de la protagonista, mas aun su vejez! Nos la has explicado bonito y dulce! Todo un homenaje a tantas muneres sacrificadas y al mismo tiempo invisibles! Un abrazote Patricia!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marifelita, es la realidad de muchas mujeres que viven aisladas en el campo y el resultado de la dureza de su trabajo y vidas.
      Un abrazo grande.
      PATRICIA F.

      Borrar
  5. Destreza descriptiva una vez más, Patricia. Pintas a tu personaje (de la realidad) con gran templanza y dignidad. Bravo, amiga.
    Abrazo hasta vos!!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amigo por tus palabras, son un mimo al alma, un abrazo.
      PATRICIA F.

      Borrar
  6. La mujer de la foto inspira lo que escribes aqui, ciertamente la dama trabaja y es digna, con claro un vida algo ingrata.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jose por leer y por tus palabras, la imagen me recordó a esas ancianas campesinas de extrema pobreza pero dignas mujeres, un abrazo.
      PATRICIA F.

      Borrar
  7. Qué bonito y entrañable relato. Fermina ve el tiempo pasar, cansada, arrugada, desdeñada de la vida, de los años. Me gustó mucho de principio a fin, pero el último párrafo final es una maravilla...
    A pesar de todo sonríe, mostrando su boca desdentada, cargando en su espalda encorvada por el peso del tiempo, un fardo de leña y cantado otra vieja copla...
    Un abrazo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola Nuria, muchas gracias por las lindas palabras que me dedicas, me alegra mucho que te haya gustado, te mando un abrazo gigante.
      PATRICIA F.

      Borrar
  8. Extraordinariamente buena y evocadora composición, Patricia. Me traslado allí, con Fermina, sus ovejas, el mate y la tortilla. Me la imagino con su puestecito junto a un camino vendiendo quesos a los turistas, como si la viera. Qué bella composición, qué bien construida, qué entrañable resulta su lectura. La mujer de la foto es un reflejo fiel del personaje que describes o viceversa.
    Cierro el comentario con esta maravilla de párrafo:
    "(...) así que un día la llorarán las estrellas, sus ovejas y sus perros.
    Los cerros extrañaran sus pasos y quizá un cóndor deje caer una flor de espinillo en su tumba".
    Un abrazo y enhorabuena.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola Marcos, muchísimas gracias por tus palabras, me alegra que te haya gustado mi historia, muy agradecida realmente, un abrazo.
      PATRICIA F.

      Borrar
  9. Conmovedora historia a partir de una imagen que no puede pasar desapercibida tanto por su universalidad como por su belleza. Un abrazo Patricia. Buen finde y feliz día de la bandera

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola Mónica, muchas gracias por tus palabras, creo que esa foto encierra mucha belleza.
      Feliz día de la Bandera, un abrazo.
      PATRICIA F.

      Borrar
  10. Muchas vidas pasaron sin dejar un rastro, ni un reconocimiento, ni una palabra de agradecimiento y, sin embargo, sobre esas vidas parece que se asienta todo el peso del mundo, ¿verdad?

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Es verdad Beauséant, muchos seres anónimos que han hecho y hacen grandes cosas por la humanidad, muchas gracias por tus palabras, saludos.
      PATRICIA F.

      Borrar
  11. He disfrutado muchísimo con esta historia. Me ha gustado esa forma tan sutil de narrarla provocando esa especie de encantamiento al que el lector no puede resistirse. ¡Enhorabuena! Un abrazo.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola Daniel, realmente me alegra mucho que hayas disfrutado mi historia, te agradezco tus palabras que me llenan de alegría, un abrazo.
      PATRICIA F.

      Borrar
  12. Que relato tan lindo! Es que me has llevado hasta el lugar donde de vive doña Fermina! Y hasta me ha dado un poco de envidia ver la felicidad de esta mujer ( felicidad que yo imagino) que aunque parece tener poco tiene mucho. Besos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola Molí, muchas gracias por tus palabras, sin dudas entre los cerros, con sus animales es feliz y vive tranquila.
      Un abrazo.
      PATRICIA F.

      Borrar
  13. carmenpatriciagolan@gmail.com20 de junio de 2024, 10:30 p.m.

    La descripción de una mujer que lleva en su cuerpo las marcas del destino. Hay una doña Fermina en nuestra historia siempre, solo hay que reconocerla. Muy buena elección el relato en tercera persona para que los lectores podamos espiar a doña Fermina cargando el fardo de su vida. ¡Felicitaciones Patricia F.!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola Patricia, muchas gracias por tu visita, por leer y por tus cálidas palabras.
      Un abrazo gigante.
      PATRICIA F.

      Borrar
  14. Hemos escogido la misma imagen y casi hemos relatado la misma historia, será real cuando opinamos así, ¡Qué pena!
    Besos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola Tracy, sin dudas que en el mundo hay muchas mujeres como la de la fotografía y sin dudas con una vida muy dura.
      Un abrazo.
      PATRICIA F.

      Borrar
  15. La verdad es que esta mujer es todo un ejemplo. Cuántas Férminas ha habido y sigue habiendo. Cuántas mujeres que sacan adelante el trabajo y el hogar, cuántas mujeres marcadas por sus arrugas por los días tan duros y encorbadas de tanto trabajo.

    Me ha encantado tu relato, Patricia, todo un homenaje a estas mujeres como Férmina.

    Besos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola María, así es, muchas mujeres anónimas en este mundo que hacen grandes cosas en su vida diaria, que sacan adelante a su familia.
      Muchas gracias por tus palabras me alegra que te haya gustado mi relato, un abrazo.
      PATRICIA F.

      Borrar
  16. Me has hecho recordar mas de 40 años atrás cuando mis abuelos me llevaron a un cortijo donde una mujer muy mayor me ofreció un vaso de leche con azúcar que me supo a gloria. Desde entonces siempre tomo la leche solo con azúcar.

    Un saludo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola Buscador, me alegra haberte hecho recordar un hecho tan especial en tu vida.
      Muchas veces algunos hechos de nuestra infancia no solo dejan huellas imborrables, sino que nos marcan para siempre.
      Saludos uy muchas gracias por tus palabras.
      PATRICIA F.

      Borrar
  17. Hola Patri! que tal hermosa!
    me enamore de doña Fermina, capturaste su vida simple y plena con una gran ternura. Fermina es una mujer silente (imagino yo) sobre cuya espalda cabe todo el peso del mundo y sigue adelante. Gente increible, y tan necesaria que parece de otro mundo.
    Querida amiga, feliz inicio del invierno! abrigate y tapate bien con muchas frazadas hasta la cabeza que esta cayendo una lluvia de padre y señor nuestro, jaja.

    Un besito.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola bella Hada de las Rosas, me alegra mucho que te haya resultado Fermina una mujer especial en cuanto a su vida y forma de vivirla, que realmente existen muchas mujeres como ella.
      Feliz comienzo de invierno, linda etapa para aprovechar a leer en los ratos de ocio, cuando llueve o hace frío, bien arropadas con una cálida manta o tejer, en fin, hacer cosas que nos gratifiquen estando en casa.
      Un abrazo gigante.
      PATRICIA F.

      Borrar
  18. Qué bueno...a pesar de todo sonríe y canta una vieja copla. Besos y buena semana. Santidepaul

    ResponderBorrar
  19. Suele idealizarse la vida en el campo, como le he comentado a Tracy, pero también suele ser dura. Y doña Fermina le ha tocado la soledad, al quedar viuda, como el peligro, como algún puma hambriento.

    Por lo menos, la lloraran las ovejas, los perros. Y también las estrellas.

    Besos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola Demiurgo, muchas gracias por tus palabras, sin dudas se idealiza mucho la vida en el campo, yo que pase mi infancia y primera juventud justamente en el campo, se lo sacrificada que es esa vida, pero por otro lado también hermosa.
      Un abrazo.
      PATRICIA F.

      Borrar
  20. tempus fugit, pasamos por la vida queriendo dejar constancia de nuestro pasar, nos esforzamos sea con un escrito, un arbol plantado, o un hijo, pero otros pasar despacio, silenciosos para no molestar, sin dejar huella Un abrazo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola Rodolfo, son muy reales tus palabras, y el tiempo como bien dices pasa volando, sin dudas "tempus fugit".
      Muchas gracias por leer y comentar, un abrazo.
      PATRICIA F.

      Borrar

Entre el râble de conejo y las setas confit. (Por Patricia F.)

  En los retos del mes de julio del blog Acervo de letras, Vade Reto, hay que crear un relato alrededor de una RECETA DE COCINA, este es mi ...