martes, 24 de mayo de 2022

Un deseo amarillo y rojo se bambolea - por Rosana

 Por cuestiones que no vienen al caso, llegué tarde al relato juevero, pero había podido escribir unas pocas líneas que guardé. 

Una de las frases del Demiurgo de Hurlingam, decía algo así como que había que imaginar que había detrás de una cortina amarilla y roja. 

El producto final, tengo ganas de publicarlo aunque sea fuera de tiempo y aquí está...

Imagen extraída de la Web




Un deseo amarillo y rojo se bambolea
Le habían recomendado un gramos, sólo un gramos, pero el sueño no llegaba. Le dolían los párpados de tanto apretarlos y hacer fuerzas para conciliar el sueño y nada. 

Dos gramos, probemos con dos gramos, convoquemos nuevamente a Morfeo. Me está tendiendo una terrible trampa, una trampa imperdonable. Le confesé horas antes de acostarme que me sentía endiablado, deseoso de carne humana. Lo que fuera me vendría bien. Me dijo que vendría, transmutado a consolarme, que comenzase con un gramo de esto que no sé cómo se llama y en cuanto el sueño arribase, llegaría transformado y ni yo podría creer en lo que iba a poder  vivenciar.

Prometió que satisfaría hasta el deseo más morboso y no llega: ni el sueño, ni la trasmutación de Morfeo, ni la satisfacción.

No  soporto más este deseo que me invade. Siento que todo arde, desde la punta de mis pies, hasta la uña del dedo meñique. El resto, podrán imaginarlo, para qué los detalles cuando la mente puede diseñar el más bello film sin sonido, pero con todo el placer del mundo.

Dos gramos...los coloco en mi boca los acompaño con la última copa de wiski, ya no queda ni una gota. Si exprimiese la botella, me cortaría las manos con el vidrio y temo necesitarlas si rápidamente no llegan. Me urge el placer. 

Me mintió. ¡Por todos los Dioses del Olimpo juntos! ¿Cómo puede mentir un ser sobrenatural? Un ente creado para vaticinar el futuro, para tomar entre sus brazos a quien sea y lograr, arrullándolo, que concilie el sueño.

El sueño, el sueño jamás llegó. He dormido, eso quería, pero...Pero esa cortina amarilla y roja no estaba allí cuando hicimos el pacto. Me ordenó que quedase quieto en mi sillón, que dormiría muchas horas y mientras tanto dijo que  soñaría que la tengo, que la poseo, que entrega toda su perfección y sus formas a mis deseos. Yo  cumplí...la cortina. La cortina se bambolea delante mío. Es una atrevida odalisca que intenta envolverme y llevarme. Morfeo dijo que no me moviese de aquí.

Temo enloquecer...¿Cuál será el castigo por desobedecer a los dioses? Sé que no debo hacerlo. Sé que debo apretar bien las piernas y someterme a lo que se me indicó, pero el deseo urge y me lleva a traspasar los colores que me dicen que desobedezca.

La abro...no puedo creer lo que veo: la belleza se postra ante mí en todo su esplendor. Jamás vi belleza tan magnífica: ni un sólo gramo de más. ¡Una escultura! ¡Rostro perfecto, pechos perfectos, caderas perfectas, piernas más perfectas todavía!  La luz es tenue y la falta de transparencia aumenta mis ganas y abre mis fauces haciendo que hilos de saliva recorran mi cara...

La enfrento y cuando quiero recorrerla, tocarla, penetrarla...Se agacha y se desviste y me invita y me voy resbalando lentamente y quedando tieso y nada puede hacer que mi miembro recupere el estado y lloro y me caigo y me enfrento a ella que no es ella. Enjugo mis lágrimas, guardo mi virilidad, levanto la mirada y Morfeo lanza carcajadas tóxicas al aire, cada vez más agudas...y el eco de la risa me trae la frase de la derrota: "¿Cuál había sido tu pedido? ¿No dijiste acaso que lo que fuera te vendría bien? ¿Cuál es tu concepto de "lo que fuera"? No  aclaraste jamás. No todo lo que reluce es oro...intenta soñar con seres reales, abandona el deseo del plástico inflamado y tal vez, logres, una felicidad inesperada"

14 comentarios:

  1. Un relato inquietante, con suspenso. Una mezcla entre sueño y locura. Me gustó mucho.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Silvy. Tus comentarios siempre me elogian. Gracias!!!

      Borrar
  2. El suspense siempre nos atrae , buen relato. Un besote.

    ResponderBorrar
  3. Bueno, el relato se presta para una buena lección de vida. La comunicación. Hay que saber comunicarse, para no caer en el abismo, cuando se pacta una acción de gran valor deontológico. Un abrazo. carlos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. El tema de la comunicación es complejo, muy complejo. Los pactos con los dioses griegos, son un tanto peligrosos.

      Borrar
  4. No tuvo en cuenta el lenguaje oracular, deliberadamente ambiguo, de los mitos. En que una predicción se cumplía de acuerdo a lo expresado pero no necesariamente en la forma esperada por el destinatario de un vaticinio.
    Tal vez no sabía que Morfeo toma la forma de los personajes de los sueños. Tal vez también de las bellas y deseables odaliscas.
    Le habría convenido expresar lo que deseaba.
    Un abrazo.

    ResponderBorrar
  5. Cuando el deseo enceguece, dificilmente podamos tener en cuenta cualquier lenguaje más que el lenguaje animal...Actuar por instinto es animal, así que el desilucionado personaje, pagó por actuar por instinto.

    ResponderBorrar
  6. Intresante eso de escribir en grupos Pero no es para mi
    saludos bellas

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Bueno, tal vez lo tuyo sea leer lo que escriben los grupos y luego criticarlo. Cada uno cumple la función que elige. Saludos Mucha

      Borrar
  7. Me encanta cómo narras la odisea del no dormir. Tal vez de soñar despierto.

    Un abrazo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas veces la padezco, será por eso que me sale bien. Un abrazo Albada

      Borrar
  8. Creo que toda la mitología griega intenta dejar un mensaje muy claro, de los dioses, cuánto más lejos, mejor... no ofrecen nada por gusto, todo lo hace por aburrimiento y crueldad....

    ResponderBorrar
  9. Como jamás estuve muy cerca de los dioses griegos - lamentablemente - pero admiro profundamente esa cultura, opino que cada uno le adjudica el significado que le parezca. No se puede afirmar con tanta certeza algo tan agudo, o mejor dicho, obtuso. Parece que discrepamos en los gustos literarios: no te gusta El Principito, insultas a los dioses...¿Cuál sería tu género predilecto?

    ResponderBorrar

Luna, señora de la noche (Por Patricia F.)

  Luna, señora de la noche ... ( Por Patricia F.)   ( mayo 2022 fot...